ALEGRE ENCUENTRO

 Enrique Luís Muñoz

 

La música concita de manera presente, el sentir emotivo y auditivamente a un alegre encuentro, con personas iconográficas, legendarias figuras como Thelonious Monk (1917-1982), Duke Ellington (1899-1974) y Juan Tizol (1900-1984), maestros indiscutidos de la composición. Los dos primeros, pianistas de enorme técnica que han dejado a manera de espejos modélicos su arte y estilo. El tercero, trombonista excelso y uno de los pioneros del jazz latino y, es preciso decirlo, al lado de la big band de Ellington.

 

“Alegre Encuentro” desde la música es y será siempre una propuesta seria, un deleite gozoso con las complejidades del fluido sonoro que pasan por el filtro auditivo con la tímbrica característica de una orquestación moderna que pone hablar a maneras de diálogos de saberes toques polirítmicos del Caribe con el Pacífico, melodías exquisitas construidas armónicamente por músicos creativos que saben valorar el pasado con el presente.

 

Así como no es posible esconder el amor a los ojos del amante, tampoco es posible evadir el embrujo de la seductora propuesta musical de Jorge Emilio Fadul y Sally Station que han convocado a prestigiosos músicos a interpretar clásicos del jazz, latin jazz, salsa y el currulao de notable acentos de la ancestralidad afro-colombiana.

 

Vayamos pues, dispuestos como degustadores gozosos, a un Alegre Encuentro con la música que nos colorea el alma y nos pinta la vida de profundas emociones sentidas.